¿Por qué se forman las arrugas?

Por diferentes motivos. Pueden deberse a la edad, por el deterioro del colágeno y la elastina, pero también ser de expresión, como las típicas que aparecen en el ceño o las temidas patas de gallo, en el contorno de ojos. También pueden aparecer prematuramente por no haber cuidado bien nuestra piel, por ejemplo, por haberla expuesto al sol sin protección reiteradamente.

 

¿A qué edad debo empezar a utilizar una crema antiedad?

A los treinta años es la edad "oficial", porque la actividad celular se reduce un 30% y con ella su capacidad de regeneración; la piel pierde elasticidad mas rápidamente y su nivel de hidratación disminuye, favoreciendo la acentuación de las arrugas. Pero puede que la necesites antes si no la has protegido del sol, si nunca te has aplicado una hidratante… Depende de tu tipo de piel y de su estado.

 

¿Cómo la aplico?

Con ligeras presiones y movimientos ascendentes, extendiéndola con suavidad desde la comisura de los labios hasta las sienes. En la frente, realiza movimientos en zigzag verticales, ya que las arrugas que aparecen suelen ser horizontales. En el contorno de ojos, utiliza un crema específica. No te olvides del cuello, uno de las zonas que más delatan de la edad, con movimientos de las manos en forma de abanico.

 

¿Y un sérum antiedad?

El sérum es un tratamiento más concentrado en activos que multiplica los beneficios de la crema que apliques a continuación. Si buscas más eficacia, necesitas un sérum.

 

¿Cuándo se aplica?

Antes del tratamiento habitual, sobre la piel limpia, por la mañana y por la noche. ¡Te encantará su textura aterciopelada! Deja la piel suave y flexible.

 

¿Cómo sé si necesito una crema antiedad o una reafirmante?

Según cuál sea tu principal preocupación; elige un producto tipo lifting o reafirmante cuando tu problema sea la flacidez, la pérdida del contorno del óvalo facial, una piel que "cuelga". Aunque hay tratamientos que son, a la vez, hidratantes, regeneradores, reafirmantes y antiedad. Los productos reafirmantes estimulan la producción natural de colágeno de tu piel, rellenan las arrugas desde el interior y su efecto es visible desde el exterior. El colágeno, la elastina y el ácido hialurónico, que mantiene el nivel óptimo de hidratación de los tejidos y evita la pérdida de la elasticidad, son tres ingredientes clave para evitar la aparición de arrugas.

 

¿Es verdad que las cremas reafirmantes pueden llegar a conseguir el mismo resultado que un lifting cosmético?

Es cierto que los últimos avances en cosmetología han permitido el lanzamiento de cremas que, tras su uso continuado durante un periodo de tiempo, tienen resultados equiparables a los de una intervención estética. Lo importante es la constancia, día y noche, sin excepciones. Abusar del agua, y mucha, mucha hidratación.

 

Puedes tener la piel seca con tendencia atópica o ser un trastorno cutáneo prolongado, que consiste en erupciones descamativas y con prurito. La dermatitis atópica es más común en bebés y puede superarse con el tiempo, pero también puede continuar al llegar a la edad adulta.