¿Cómo sabes cuándo la piel está deshidratada?

 

Los signos más claros son la sequedad y la aspereza. Usa un espejo y desplaza la piel de la mejilla hacia arriba con el índice; si está deshidratada se marcarán de manera visible líneas y arruguitas. También está deshidratada si la notas tirante e incluso si sientes picor y malestar.

 

¿Hay que hidratarla siempre?

 

Sí, a diario. Sobre todo, nunca salgas a la calle sin haberte aplicado antes tu hidratante.

 

Si utilizo una crema antiedad, ¿sustituye a la hidratante?

 

Sí, generalmente, un tratamiento antiedad, además de combatir las arrugas, hidrata y suele tener otros beneficios como una acción reafirmante, protectora, etc.

 

¿Por qué debemos hidratar la piel?

 

Cuando nos deshidratamos, la capa interna de la piel, formada por aproximadamente el 80% de agua, dona agua al resto del cuerpo, con lo cual el agua no llega a la capa superior; si el nivel de agua disminuye por debajo del 10% en la capa córnea, la piel se vuelve áspera y apagada.

 

¿Es verdad que beber agua ayuda a combatir la deshidratación?

 

Beber agua es crucial para prevenir la deshidratación. Se recomienda beber 1,5 L de agua al día, pero recuerda que también puede ser en forma de infusiones y que también la fruta y otros alimentos la contienen.

 

¿Cómo elegir mi hidratante?

 

Según tu tipo de piel. Como normal general, las más fluídas y de textura ligera son perfectas para pieles grasas o con tendencia mixta, mientras que las más ricas y cremosas son idóneas para pieles secas. Pero también es cierto que en verano la piel prefiere texturas más ligeras que en invierno.

 

¿Cómo distinguir mi tipo de piel?

 

Las pieles grasas son más gruesas, suelen tener problemas de brillos, poros dilatados y, según la edad y las circunstancias, granitos, puntos negros… Las pieles secas son más finas y suaves, no suelen tener tantas imperfecciones, pero sí problemas de tirantez, malestar y son más proclives a la aparición de arrugas. Si tienes la piel seca en las mejillas, pero grasa en la zona T (barbilla, nariz y frente), tienes la piel mixta, que puede tener tendencia a seca o a grasa.