¿Cómo sé si mi piel es sensible?

Si se enrojece e irrita con facilidad, te molesta e incluso te pica, al mismo tiempo que tienes sensación de calor, si has observado que tu piel reacciona ante algunos productos…

 

¿Por qué me pica?

 

Seguramente tienes la piel seca y sensible a la vez, con problemas de falta de agua. La piel está deshidratada, no está suficientemente protegida y sufre irritaciones que desencadenan el picor.

 

¿Puedo tener la piel grasa y sensible?

 

Sí, puedes tener la piel seca o grasa y sensible a la vez.

 

¿Cómo la cuido?

 

Con productos de alta tolerancia, que aporten bienestar, con activos calmantes, descongestionantes y suavizantes, que disminuyan la sensación de tirantez y falta de confort. Utiliza limpiadores con una fórmula extra suave y no irritante.

 

Mi piel enrojece con facilidad, ¿qué puedo hacer?

 

Trátala con productos específicos, tanto de limpieza y cuidado, como de maquillaje. No expongas tu piel al sol y vigila tu alimentación (evita platos muy calientes y especiados).

 

¿Cuáles son las causas de las rojeces?

 

Suelen aparecer ante los cambios de la temperatura, por emociones o por comer algunos alimentos, como los picantes, que tienen como efecto que los capilares faciales se dilaten fácilmente. La piel puede también inflamarse y suele estar más caliente.

 

Los productos para pieles sensibles, ¿son también para pieles con rojeces?

 

Si se trata de rojeces leves, en general, sí, ya que la piel sensible suele enrojecer con facilidad. Pero hay líneas específicas anti-rojeces que son más adecuadas para las pieles que tienen este problema como principal prioridad.

 

Los tratamientos antirojeces, ¿sirven también como tratamientos post-láser?

 

Sí, también en el caso de haberse sometido a un tratamiento estético de dermo abrasión, ya que alivian el enrojecimiento ocasional y la sequedad producida en la piel.

 

¿Qué es la rosácea?

 

Es la variante más intensa de las rojeces, su forma médica patológica. Requiere consulta médica, al igual que la cuperosis.

 

¿Y la piel atópica?

 

Una piel pobre en lípidos, que garantizan la función barrera de la piel. Necesita tratamientos específicos, limpiadores suaves y con activos calmantes, sin abusar del agua, y mucha, mucha hidratación.

Puedes tener la piel seca con tendencia atópica o ser un trastorno cutáneo prolongado, que consiste en erupciones descamativas y con prurito. La dermatitis atópica es más común en bebés y puede superarse con el tiempo, pero también puede continuar al llegar a la edad adulta.